Blog: Valores vs. Maneras de Ser

Valores vs. Maneras de Ser


Creo que existe una enorme distinción entre lo que son los valores y las maneras de ser. Muchas veces escucho esta pregunta de alguna persona cuando estoy hablando de maneras de ser. Me preguntan, ¿estos son los valores?

También escucho y veo que en los colegios, en las empresas, en los equipos de trabajo y en grupos de personas cuando quieren que éstas se comporten de una determinada manera, se habla de valores y no de maneras de ser.

Entonces, ¿estamos hablando de lo mismo? ¿Son los valores las maneras de ser? Alguien podría argumentar que son lo mismo. Que son prácticamente sinónimos. Un tema de semántica. Que sólo hablamos de valores, porque maneras de ser es algo que la gente no entiende.

Es evidente que ambas apuntan en la misma dirección. A que los seres humanos actuemos de una determinada manera en nuestra relación con las demás personas y con las tareas que desempeñamos. Honestos, íntegros, amorosos, apasionados, libres, comprometidos, disciplinados, congruentes, poderosos, solidarios. Son todas palabras que apuntan al que el individuo distinga un comportamiento que beneficiaría el bien general del grupo y el propio.

¿Son los valores las maneras de ser? Alguien podría argumentar que son lo mismo. Que son prácticamente sinónimos.

Pero también es evidente para mí que hay una diferencia fundamental entre ambas. Una distinción que hace toda la diferencia. Que desde mi punto de vista, hace que los valores se trasformen en un ideal y no en algo propio. Cuando hablamos de valores, como la palabra lo dice, hablamos de algo valioso. Un tesoro, una preciosa gema. Esta definición pone este tesoro, estos valores en algo que el ser humano debe encontrar.

Normalmente se definen estos valores, se establece que este es el comportamiento buscado, y después se alienta a los demás a seguir este comportamiento. Al ser algo externo, se trasforma en un ideal. En algo que yo no soy y que debo adquirir. Por lo tanto estamos perdiendo la dimensión fundamental desde mi punto de vista. El ser.

Los valores se transforman en algo fijo, externo, que no genera una de las capacidades más extraordinarias que tenemos los seres humanos que es elegir una manera de ser, y manifestarla.

Si alguien me tiene que enseñar un valor, significa que yo no lo tengo, que no vive en mí. Es algo que debo ir a buscar. En cambio la manera de ser, es algo que ya está en cada ser humano. No tenemos que ir a buscarla. Lo único que tenemos que hacer es elegirla y manifestarla. Al ser propia se puede desarrollar, crecer, expandir. Al existir en mí, no me siento incompleto. No hay algo que me falta.

Yo creo que esta visión haría que los seres humanos nos diéramos cuenta que en nuestro interior ya existe todo lo que requerimos para ser extraordinarios. Pero al verlo como algo externo, un valor, nos lleva a decir, “es que yo no soy así”. Entonces bloqueamos esa oportunidad al definirnos de una determinada manera.

¿Qué tal que existiera un potencial de ser en ti? Que desde que naciste, en todo momento, has podido y podrás ser todo lo que elijas. Lo único que tienes que hacer es manifestarlo. Ese es el privilegio que tú y yo tenemos en esta vida. Cuando nos definimos de una determinada manera estamos matando todas nuestras infinitas posibilidades de ser. Somos extremadamente creativos. En cada uno de nosotros vive todo el potencial de ser. Entonces, déjalo fluir y cuando lo hagas, la vida florecerá al manifestar tu máximo potencial.

¿Qué tal que existiera un potencial de ser en ti? Que desde que naciste, en todo momento, has podido y podrás ser todo lo que elijas. Lo único que tienes que hacer es manifestarlo.

Comenta el Post

comments powered by Disqus
Suscribirme

Mantente Informado sobre Nuestros Cursos y Talleres

Si deseas recibir notificaciones y actualizaciones de LeadLife, suscríbete a nuestro Newsletter.